Noticias

Idania Valdés. Foto: Gabriel Guerra Bianchini

Amadito Valdés, clarinetista y saxofonista, le legó el talento y el mismo nombre a su hijo, percusionista, quien fue uno de los fundadores del Buena Vista Social Club (BVSC). Luego nació Idania y le correspondió la dicha de heredar una fuerte tradición musical de su padre y de su abuelo.

Ella estudió piano y dirección coral y con solo 20 años, en el 2002, ingresó al BVSC. Paralelamente participó en el CD Rhythms del Mundo, junto a cantantes de varios países, integró el elenco musical de la película Chico & Rita (nominada a los premios Oscar 2012 y ganadora del Goya), en 2014 obtuvo un Premio Cubadisco…

Sin dudas, tu vínculo con el BVSC ha distinguido tu vida personal y profesional. ¿Fue difícil que te vieran como Idania Valdés, la cantante, más que como la hija de Amadito?

Yo diría que eso fue fácil, lo difícil ha sido mantenerme estos 16 años dentro de ese gran proyecto. Gracias a mi padre, los productores musicales me conocían, ya yo había trabajado con ellos como corista. Entonces decidieron incorporar una voz joven y cuentan conmigo. Era la primera vez que tenían a una muchacha de mi edad en el proyecto, hasta ese momento solo había una mujer: la diva Omara Portuondo.

Incorporar otra voz femenina y que justamente fuera yo, que solo tenía 20 años, fue una prueba tanto para ellos como para mí, prueba que tuve que vencer gracias a la constancia, a la dedicación, al estudio y sobre todo a la disciplina.

Establecer una buena relación fue muy fácil porque solo tuve que incorporarme a una familia que ya conocía. El reto fue adaptarme a las formas de ellos porque en un proyecto de esa magnitud tú no puedes llegar a imponer tu manera de pensar. Al contrario, tienes que llegar a escuchar, a aprender y poco a poco, incorporar tu granito de arena como he tratado de hacer en estos 16 años.

Ahora que Idania Valdés está defendiendo su proyecto en solitario, ¿cómo lo caracteriza su propia protagonista?

Mi proyecto en solitario no es otra cosa que llevar la música cubana, la canción, el bolero, a la contemporaneidad, en cuanto a arreglos, en cuanto a proyección musical. Creo que es una opción para estar acorde con las corrientes musicales a nivel mundial, pero sin dejar de cultivar nuestras raíces.

Sobre todo, intento que los jóvenes se acerquen más a la música tradicional cubana, quiero que vean cómo se puede cantar un tema antológico como “Veinte años” (de María Teresa Vera), con una sonoridad juvenil. Esto incluye la fusión del jazz, de la música brasileña, de diferentes corrientes musicales internacionales.

Alguna vez dijiste en una entrevista que no te gustaría hacer concesiones en tu carrera profesional, que siempre te dedicarías a la música que has defendido. Sin embargo, a nivel nacional e internacional muchos apuestan por ritmos más comerciales. ¿Por qué Idania Valdés no hará concesiones?

Yo no tengo nada en contra de la música comercial, ni de la música urbana. Creo que hay muy buenas propuestas dentro de esos géneros e incluso, las escucho.  Pero si sigo ese camino sentiré que me estoy mintiendo a mí misma. Ante todo, tengo que hacer una música que yo disfrute. Cada cual debe ser libre de interpretar lo que quiera. Yo lo que sí estoy a favor de la buena música, sea de cualquier género.

Esa opinión la reafirmé cuando tuve la oportunidad de realizar el concierto en el cine Yara, el 8 de marzo de 2017. Asistieron más de mil 500 personas, porque muchos estuvieron en los pasillos, sin asientos disponibles. Y me di cuenta de que estaba en el camino correcto.

Entonces esa noche se grabó un DVD que pronto estará a disposición del público…

Ese DVD saldrá bajo el sello EGREM y se llama: Idania Valdés, más allá del Club Social. A pesar de mi Premio Cubadisco con el CD Menos Mal  y de mi trabajo en solitario, me asocian y me asociarán siempre con el Buena Vista... Ese es un peso en mi vida que llevo con muchísimo orgullo, pero quiero que conozcan otras facetas mías.

Para este DVD tuve invitados maravillosos como el Maestro Eliades Ochoa, mi papá Amadito Valdés, Barbarito Torres, Haila María Mompié, Alain Pérez, Leo Garrido y Haydée Milanés. Fue un concierto muy bonito. Al frente de la puesta en escena estuvo Eduardo Rodríguez y lo dirigió musicalmente Michel Herrera. Tuve la participación del Cuarteto Frasis, de músicos como Jesus Pupo, Eduardo Sandoval… Fue un lujo contar con esos invitados.

¿Dónde puede disfrutar esta música el público que sigue ahora la carrera en solitario de Idania Valdés?

Actuaré los días 5 y 19 de julio en Bule Bar 66 (San Rafael, esquina Consulado, La Habana), a las 10:00 pm. El día 24 de julio estaré en El Tablao, en el Gran Teatro de La Habana, un espacio que cada martes se dedica al jazz y la música cubana.

Estamos comenzando a preparar la primera gira nacional. Tengo muchos deseos de presentarme fuera de la capital para que las personas puedan disfrutar de esta música contemporánea que estoy ofreciendo.

Canto a grandes compositores como María Teresa Vera, Isolina Carrillo… También a Polito ibáñez, David Torrens, Descemer Bueno… Mi repertorio es muy ecléctico y seguiré defendiendo temas clásicos, así como las composiciones de quienes, a mi entender, son la continuidad de los grandes de la historia musical cubana.

Fotos: Gabriel Guerra Bianchini

e-max.it: your social media marketing partner