Noticias

Ketty Fresneda

Con muchos seguidores en Cuba cuenta el show televisivo Masterchef España, que llega a las pantallas de la Isla gracias al paquete y a otras vías alternativas. Conducido por la estelar presentadora Eva González y como jueces los reconocidos chefs ibéricos Jordi Cruz, Samantha Vallejo-Nájera y Pepe Rodríguez, el concurso de cocina «más exigente del mundo», como lo venden sus productores, ha logrado mantener una audiencia fiel desde su primera emisión en 2013.

Esta sexta temporada, que por estos días trasmite la Televisión Española, ha regalado a los espectadores de este lado del Atlántico el regocijo de poder ver entre los competidores a una joven coterránea de 28 años llamada Ketty Fresneda, quién, además de sentirse orgullosa de los sabores de su tierra natal, ha demostrado tener mucho potencial para colarse entre los finalistas del programa.

Nacida en el capitalino barrio del Vedado, Ketty contó en las primeras emisiones del reality que fue su amor por un gallego, su actual pareja, lo que la impulsó a viajar a España, en donde primero trató de seguir su carrera de Medicina, aunque finalmente estudiara Nutrición, y al mismo tiempo comenzara a trabajar en el bar de sus suegros en Pontevedra, Galicia, y de esa manera a descubrir esa rica cultura gastronómica.

Recientemente Havana2go! pudo contactar vía email con la joven aspirante a Masterchef España para conocer más sobre su historia y sus expectativas dentro del programa. A continuación reproducimos la conversación.

—¿Qué me puedes contar de tu infancia que haya influido en tu gusto por la cocina? 

—Pasé mucho tiempo en casa de mi abuela, como casi todos los cubanos… jeje, y siempre sentí curiosidad por lo que hacía mi abuela Aleida, o abuelita, como le sigo llamando, en la cocina, y sobre todo me encantaba el olor de su sofrito…. Siempre me llamó la atención y un día quise que me dejara ver cómo hacía todo y que me enseñara.

¿Aún tienes familia en Cuba?

—Toda mi familia está en Cuba. Mi madre, mi hermana gemela Katty, mi abuelita, mi tío, mis sobrinos, mi padre, etc... 

¿Cuándo comenzaste a interesarte por la cocina y por qué? 

—Desde pequeña siempre fui de buen comer y me gustaba saber cómo se hacían las cosas que tanto me gustaban. Luego aquí, en España, me apasioné mucho más al ver que muchas recetas que me gustaban o veía en la tele y libros las podía hacer porque tenía los ingredientes, cosa que en Cuba por lo general lamentablemente no podía...

¿Cómo decidiste presentarte a MasterChef?

—Necesitaba un cambio en mi vida y me atreví sin más... Necesitaba emociones fuertes y ¡¡qué mejor que este programa lleno de puras emociones!!!

¿Qué te motivó?

—Las ganas de aprender más de cocina, porque MasterChef es una escuela llena de adrenalina y emociones, te abre puertas para enamorarte más de la cocina ¡¡y de la mano de tan prestigiosos chef!! Pues qué mejor motivación y, por otro lado, la esperanza de poder abrir  mi propio restaurante en un futuro. 

¿Sentiste (o sientes) temor de no estar a la altura del programa? 
—Ese temor se tiene a diario en las cocinas de MasterChef y seguramente no soy la única.

¿En qué medida te ha beneficiado o perjudicado el hecho de ser cubana? 

—Puede en que haya platos de la gastronomía española que desconozca. También, que las cubanas somos de mecha corta y muy expresivas. ¡A mí me cuesta mantener una cara de póker!

En uno de los primeros programas tuviste un pequeño contratiempo, y te sentiste mal, cuando en la prueba de exteriores te pusieron el delantal negro. ¿Ese momento ha marcado tu relación con el resto de los aspirantes?

—Fue un episodio aislado y aclarado. Dejé claro que tengo y tendré carácter, pero tengo todo el interés en llevarme bien y jugar limpio mientras la situación sea recíproca, no deja de ser una competición, no un campamento de verano. Pero a pesar de ello me llevo amigos de MasterChef, la mayoría tenemos muy buena relación.

—¿Una vez terminado el programa, piensas dedicarte profesionalmente a la cocina…? 

—Me encantaría abrir mi propio restaurante por supuesto me encanta cocinar y mi pasión es dedicarme a ello ...

Fotos: Internet

e-max.it: your social media marketing partner