Noticias

Fiesta del Fuego

Como cada año, vuelve la Fiesta del Fuego a vestir las calles de Santiago de Cuba. El evento, que tendrá lugar del 3 al 9 de julio, agrupa a todas las manifestaciones culturales y el quehacer científico y literario autóctonos de los pueblos de la región. En esta oportunidad estará dedicada a la hermana nación de Puerto Rico.

Auspiciada por la Casa del Caribe y la Dirección Provincial de Cultura, esta feria de tradiciones y alegrías es ya encuentro obligado para quienes visitan la “tierra caliente” a las puertas de la etapa estival.

Santiago de Cuba se erige como el sitio idóneo para recibir este evento pues es una de las regiones donde es más fuerte y activa la herencia cultural de los esclavos traídos de África, además que está mucho más cerca de otras islas caribeñas que de la Habana. No en vano se le conoce también como la “Capital del Caribe”.

La Fiesta del Fuego abre cada año con la “serpiente”, inmensa procesión multicolor de caribeños, cada uno portando su bandera, vestuario y ritmos tradicionales. La gran asistencia negra y mestiza, unido a fuertes manifestaciones de la religión africana, reivindican la esencia de aquellos esclavos, que siglos atrás, imprimieron su sello en el acervo cultural del Caribe. 

Prueba de ello descansa a escasos metros del Santuario de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, donde se alza el Monumento al Cimarrón. Allí cada año, durante esta fiesta, cientos de personas se reúnen y honran la rebeldía esclava con cantos e invocaciones.

Un ajiaco de culturas, ritos, bailes y música típica de cada región, es lo que enciende parques y plazas santiagueras durante la intensa semana. La Fiesta del Fuego cuenta también con un espacio teórico, “El Caribe que nos une”.

La cerveza, el aguardiente y el lechón asado acompañan la interminable conga, que unida al retumbar de tambores, las artesanías y los rostros pintados de los bailarines, caracterizan este evento como lo que es: una verdadera fiesta para el disfrute de todos. 

“La quema del diablo” pone fin a los festejos: símbolo de todo lo malo que se desea dejar atrás, se prende fuego a un gran muñeco con apariencia de demonio. Hay quien dice que mientras el fuego consume al engendro, uno debe pensar en todo aquello que quiere fuera de su vida, para que muera junto a las cenizas.

Así se despiden los representantes de cada región del Caribe hasta la próxima ocasión. La Fiesta del Fuego le abre las puertas a otro evento de gran vigencia entre las tradiciones culturales santiagueras: el Carnaval.

e-max.it: your social media marketing partner