Noticias

Un puente hacia La Habana

A varias plazas del país llegó la fusión de ritmos musicales como la rumba, el flamenco, el reggae, el rock y el hip hop de la mano de los artistas participantes en el Festival Un puente hacia La Habana.

Las sonoridades y ritmos españoles inspiraron la realización de la séptima edición del Festival Un puente hacia La Habana, dirigido por el cantante y líder del grupo Karamba, Jorge Luis Robaina, cuya celebración ocupó varias plazas de la Isla durante el  mes de mayo. 

En esta ocasión fueron varios músicos del país ibérico los invitados especiales, entre los que se hallaron la cantaora española Maribel Martín “La canija”, el cantante Chiki Lora, y los instrumentistas flamencos Rodrigo Díaz “El niño” y Gaizka Baena, además de otros músicos del patio que se unieron a las presentaciones.

Por segunda ocasión en Cuba, La canija, conocida por ser una de las voces de la agrupación de flamenco-fusión D'Callaos, aprovechó sus presentaciones en suelo cubano para promover su nuevo trabajo en solitario.

Por su parte, Chiki Lora, ex voz líder de la banda Canteca de Macao, también compartió con el público su reciente disco titulado Sumando, el primero como solista. «Sumando es un álbum que tiene matices de música cubana porque fusiona la salsa con el flamenco, con una onda muy rítmica, muy sabrosa y muy llamativa», según comentó en entrevista Jorge Luis Robaina.

Otro de los invitados fue Rodrigo Díaz “El niño”, quien es «un percusionista bien reconocido que, incluso, se presenta con bandas de músicos cubanos en Madrid, es decir, que no solo defiende la música de cantantes españoles, sino que también ha fusionado con ritmos de la Isla, y, además, participa en una peña en Madrid junto a músicos que derivaron de la popular agrupación Habana Abierta».

Durante Un puente hacia La Habana, el también instrumentista y guitarrista flamenco Gaizka Baena ha acompañado a Maribel Martín en sus presentaciones y actualmente es el productor musical y el autor de tres de los temas del disco en solitario de la conocida cantante.

Subtítulo: Un proyecto con muchas aspiraciones

Desde la fundación de Un puente hacia La Habana, en la ciudad española de Zaragoza, en 2009, varias han sido las motivaciones que han inspirado al cantante Jorge Luis Robaina. Al decir del conocido músico, una de las más importantes ha sido la de «provocar el intercambio cultural entre otras culturas y la cubana, y, sobre todo, que la música alternativa hecha en Cuba se abra camino y tenga una mayor visibilidad».

En ese sentido, los dirigidos por Robaina se han propuesto que el festival no se circunscriba solo a la capital cubana, sino que ocupe más escenarios de la geografía insular y ofrezca oportunidades para todos los públicos.

Así ha sido el caso de esta edición en la que se han presentado en la Universidad Central Martha Abreu, de Villa Clara; en el Teatro Tomás Terry, de Cienfuegos; y en las casas de la Música del Centro Cultural de 31 y 2, en La Habana, y en la de Varadero, Matanzas.

«El festival no se ha extendido a más lugares por temas logísticos. Pero una de nuestras aspiraciones para ediciones futuras es tener otras plazas y poder ofrecer otros conciertos más allá de Villa Clara, que es hasta donde hemos llegado», afirmó Robaina.

Además de la organización del Festival, el líder de Karamba se encuentra promocionando su nuevo disco Desahogos y prepara su nuevo fonograma Atrevidos y A golpe de sombrero, en el que el grupo se desdobla en sonoridades más caribeñas como la salsa y el son, así como sobresale la presencia de varios temas autobiográficos del popular músico.

Fotos: Internet

e-max.it: your social media marketing partner