Noticias

Yeandro Tamayo

Por muchos caminos ha transitado Yeandro Tamayo Luvin para llegar a convertirse en uno de los realizadores de videoclips más demandados en Cuba y en un sugerente director de teatro; dos pasiones que conforman el día a día de este joven artista nacido en Santiago de Cuba.

Rodeado de músicos desde su infancia (su padre y su tío) se inclinó primeramente por el canto, aunque el buen consejo de su progenitor lo ayudó a ver con claridad que carecía de aptitudes para ello. Lo que sí germinó en él, sin embargo, fue la confianza de que su rumbo debía ser el del arte.

Los universos imaginarios y los personajes disímiles del teatro lo atraparon desde su adolescencia, cuyos misterios comenzó a descubrir en los cursos de la casa de cultura en su provincia natal y más tarde en el preuniversitario en La Habana.

Muy joven todavía para ingresar al Instituto Superior de Arte (ISA), se vinculó a un taller de actuación impartido por la actriz cubana Yerlín Pérez, en aquel entonces recién graduada. Allí fundó amistad con Yuliet Cruz, Rachel Pastor, entre otros nobeles intérpretes.

Durante esa etapa escribió un guión para un telefilme que produjo la Televisión Cubana y dirigieron Rosaida Irisa y Susana Pérez. «Con el gris posado en la mejilla abordó el tema del VIH, poco visible por aquellos años en los medios», cuenta Yeandro, quien para mayor fortuna recibió por su escrito original para ese dramatizado el premio Caracol 2001.

Las experiencias en el cine continuaron en su carrera. Con mucho orgullo recuerda su actuación en la película Barrio Cuba, la última que filmó Humberto Solás. Rodeado durante la filmación de actores de la talla de Jorge Perugorría, Enrique Molina, Luisa María Jiménez e Isabel Santos, así como frente a un genio como Solás, se despertó en él la inquietud por dirigir audiovisuales.

Sin embargo, no abandonó las tablas, pues al taller con Yerlín Pérez siguieron colaboraciones con reconocidos dramaturgos y actores como Tito Junco, Pepe Santos, Luisa María Jiménez, hasta que finalmente llegó a Argos Teatro de Carlos Celdrán, compañía en la que aún permanece. Allí ha dirigido Derrotas, junto a Edith Obregón; Sangre de Yunior, Locos de amor, con Yailín Copola; y Sistema, su última y más reciente puesta.

Gracias a su amistad con Yuliet Cruz conoció en 2005 al cantante Leoni Torres, quien por esos años comenzaba su carrera en solitario. Primero asistió a Lester Hamlet en el videoclip de “A dónde vas”, de Leoni, y al cabo de un año aceptó el reto de dirigir artísticamente el primer concierto en el Teatro Carlos Marx del hoy popular músico.

Ya con la confianza del ex cantante de la Charanga Habanera, realizó el videoclip “Si me besa tu boca”; el cual resultó nominado a los Premios Lucas. Después siguieron “Idilio”, “Dímelo”, “Si yo fuese tú”, entre otros aclamados por el público, y que han marcado más de 10 años de complicidad artística entre ambos, llegando a conquistar el Premio de la popularidad en los Lucas 2017 por “Te pongo a bailar”.

Además ha trabajado para reconocidos músicos como Alexander Abreu, Buena Fe, Ivette Cepeda, Rey Ruiz, entre muchos otros, así como con artistas internacionales como Henry Santos. Entre sus nuevas colaboraciones figuran Yissy Banda Ancha, Cristian y Rey a dúo con Buena Fe, y Luna Manzanares, según adelanta.

Considerado en la actualidad como un realizador consagrado —aunque asegura que el ego es un estorbo para la creación— comenta que no abandonará el teatro, y que continuará realizando videos para los cantantes con una propuesta musical interesante y acorde a sus códigos artísticos y morales. Además, desea que en un futuro incursionar en el cine como director sea su siguiente camino.

Foto: Cortesía de Yeandro e Internet

e-max.it: your social media marketing partner