Noticias

Toda carrera comienza por primera base.

OBJETIVO

El objetivo de la presente convocatoria es continuar promoviendo el conocimiento y difusión de la música creada por los jóvenes en Cuba.

Desde el 1ro de Febrero y hasta el 10 de Marzo estará abierta la convocatoria Havana World Music-Black Tears 2018 - Primera Base para nuevas propuestas musicales. El espacio, convocado en el marco del festival Havana World Music-Black Tears (HWM-BT), tiene como objetivo promover y difundir el trabajo de los jóvenes músicos radicados en Cuba. Los ganadores serán parte de las bandas participantes en el festival, que se realizará del 22 al 24 de marzo de 2018, y compartirán cartel con destacadas agrupaciones como Orishas y la cantante Marinah (ex integrante de la destacada banda Catalana Ojos de Brujo) entre otros.

Magui Blue y Alejandro Infante

Los tatuajes y la música que habitualmente hacen Margarita Morales Sánchez y Alejandro Infante Guntín pueden engañarte. Los imaginarás menos pausados de lo que realmente son y desde ese primer instante los prejuicios serán culpables. Nuestra sociedad se ha encargado de establecer patrones y cuando decidimos burlarlos, la vida nos provoca pánicos. Por eso, pocas personas saben ser felices.

Acosta Danza

La compañía Acosta Danza presentará la Temporada Mitos los días 9, 10 y 11 de febrero de 2018 en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba.

El espectáculo incluye la pieza Imponderable, del coreógrafo español Goyo Montero; y los estrenos en Cuba: Mermaid, del belga Sidi Larbi Cherkaoui; El salto de Nijinsky e Impronta, ambas de la española María Rovira; y Rooster, del inglés Christopher Bruce. 

Dave Lombardo

Luego de 50 años fuera, el reconocido baterista de heavy metal Dave Lombardo regresa a Cuba. En la tarde del 23 de enero intercambió con músicos y aficionados del mundo del rock en el Centro Cultural Submarino Amarillo.

Nació en la Habana en 1965, pero con apenas dos años se mudó a los Estados Unidos con sus padres. El futuro se le vestía de éxito cuando, como un juego inocente, descubrió su pasión por la música.

Alejandro Falcón

La primera vez que escuché las notas del piano de Alejandro Falcón fue en la acogedora e íntima sala del Museo Nacional de Bellas Artes. Lo recuerdo perfectamente: un joven de rostro amable, vestido de blanco, acompañado de una formidable orquesta que, hasta hoy, lo sigue a todas partes. Su música hizo que la sala entera se contagiara con los ritmos a medio camino entre el jazz, el son, la rumba y hasta tonadas de los pueblos originarios de América Latina.